Almaquio, monje († c. a. 400)

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, Octava de la Navidad (Manuel, Jesús).  Santos: Agripino, Frodoberto, Justino, obispos; Almaquio, Concordio, mártires; Eufrosina, vírgen; Martina, virgen y mártir; Fulgencio de Ruspe, Ponfilio, Vicente María Strambi, confesor; Odilón, Guillermo, abades.

Almaquio fue un monje llegado de Oriente que, encontrándose en Roma, al presenciar el sangriento espectáculo del circo, se arrojó impulsivamente a la arena para interrumpirlo. Allí murió víctima –depende del biógrafo que se lea– de las fieras, de los gladiadores o lapidado por el público que se resistía a quedarse sin diversión. Eso da igual; lo importante es saber que a un cristiano se le removieron las entrañas al ver el menosprecio que tantos mostraban de la vida humana y dio su vida por ello. Parece ser que, a raíz de este acontecimiento, el emperador Honorio llegó a tomar la decisión de prohibir este tipo de festejo, cuando propició el espíritu cristiano en la reforma de las leyes del imperio.

El valor de una vida de hombre no debe depender solo del consenso de los parlamentos ni siquiera de los acuerdos internacionales y, mucho menos, de las conveniencias del momento. El cristiano lo aprende de la vida de Jesús que la entregó por todos los hombres. Quizá la espontánea reacción de este antiguo y desconocido monje oriental pueda ayudar a pensar a los pacifistas de todos los tiempos.

Pero, de todos modos, ¿qué pintaba el buen monje Almaquio en el circo?

 
 

 
Lecturas del día
San Bartolomé y San Esteban
Lecturas de la Santa Misa, Santo del día y Textos para la oración

 
 

 
Santoral - Archidiócesis de Madrid
SANTORAL
Archidiócesis de Madrid

 
 
 
 

Powered by WPeMatico

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y así poder recibir el Santo del día por email.

powered by MailChimp!
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado