La Capilla Real de la Catedral de Sevilla acogió la tarde de ayer la Eucaristía de acción de gracias por el 50 aniversario de la presencia en España de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Una misa que presidió el Arzobispo de Sevilla y que contó con la participación, entre otros, del director nacion al de la fundación, Javier Menéndez.

IMG_1825En su homilía, mons. Asenjo Pelegrina hizo un  recorrido por la historia de esta institución fundada la Navidad de 1947 en la Abadía de Tongerlo, en Bélgica, por un monje premonstratense holandés, el P. Werenfried van Straaten (cuyo nombre significa “Guerrero de la paz”). El Arzobispo destacó los “servicios impagables” de AIN a las necesidades de las comunidades cristianas en todo el mundo, y a continuación subrayó la trayectoria de la fundación en España, cinco décadas que resumió como “un don de Dios”.

Para mons. Asenjo “el anuncio del Evangelio es hoy más necesario que nunca, más incluso que en 1947, cuando nació AIN”. De hecho, “anunciar a Jesucristo es la razón de ser de la Iglesia y de Ayuda a la Iglesia Necesitada”, afirmó.

IMG_1841Por su parte, Javier Menéndez agradeció la acogida de la Archidiócesis de Sevilla a AIN con motivo de una efemérides tan señalada, y renovó el compromiso de la fundación con los ideales que alumbran la actividad de la institución desde su creación.

 

Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado