(RV).- El Papa Francisco, en su Audiencia general de la quinta semana de Pascua del Jubileo de la Misericordia, alentó a los numerosos peregrinos de tantas partes del mundo a no quedar indiferentes ante los sufrimientos de cuantos encontramos. Y a seguir el ejemplo de Jesús, Buen Samaritano, que se agacha para curar nuestras heridas. En especial, el Año jubilar nos recuerda que estamos llamados a sentir compasión y brindar nuestra ayuda a los necesitados.

«En estos días de Jubileo, Jesús nos dice: ‘¡Anda y cumple las obras de misericordia!’. Estamos llamados a ir hacia los que sufren y los necesitados para curar sus heridas, que les quitan las ganas de vivir. Miremos en nuestras familias, en nuestro ambiente de trabajo, en nuestras parroquias y escucharemos, una vez más, las palabras del Señor: “Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”. (Mt 25,40)

Queridos amigos, recuerden que caminamos juntos, ayudándonos unos a otros. Y que, como el Buen Samaritano, debemos de hacer  que nuestra vida sea un don de amor a las personas que nos rodean».

En su bienvenida a los peregrinos de lengua árabe, con su aliento a ser instrumentos de la Misericordia de Cristo, un saludo especial a los universitarios del campus de los jesuitas en la capital libanesa:

«Dirijo una cordial bienvenida a los peregrinos de lengua árabe, ¡en particular, al grupo de la universidad de San José de los Padres Jesuitas de Beirut, por los 140 años de la fundación de su universidad!

Queridos hermanos y hermanas, hemos nacido en Cristo como instrumentos de reconciliación, para llevar a todos el perdón del Padre, para revelar con gestos de caridad la misericordia que resplandece en su rostro».

Con su cordial saludo a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, la exhortación del Papa a testimoniar la alegría del encuentro con Jesús:

«A ustedes, queridos jóvenes, les deseo que sean siempre fieles a su Bautismo, testimoniando la alegría que viene del encuentro con Jesús. Los exhorto a ustedes, queridos enfermos a mirar a Aquel que ha vencido la muerte y que nos ayuda a acoger los sufrimientos como ocasión de redención y de salvación. E invito a ustedes, queridos recién casados a pensar y vivir su experiencia familiar de cada día con la mirada del amor que ‘todo lo disculpa, todo lo soporta’ (cfr 1 Cor 13,7)

(CdM – RV)

(from Vatican Radio)

Powered by WPeMatico

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y así poder recibir las noticias de la Iglesia Católica en el mundo y del Santo Padre el Papa Francisco por email.

powered by MailChimp!
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado