El Arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo, ha presidido esta mañana la Eucaristía con motivo de la solemnidad de la Asunción y fiesta de Ntra. Sra. de los Reyes en la seo hispalense.

Su homilía ha partido de una lectura del Apocalipsis en la que un enorme dragón rojo se enfrenta a una mujer a punto de dar a luz (Ap. 11,19a.12,1-6a.10ab). “Para san Juan el dragón personificaba el poder de los emperadores romanos anticristianos, desde Nerón hasta Domiciano. Su poder parecía ilimitado”, ha explicado el Arzobispo. Pero “la Palabra de Dios es intemporal”, es decir, “trasciende el momento histórico al que inmediatamente se refiere”, por lo que el dragón también simboliza “las dictaduras materialistas anticristianas de todos los tiempos”. El prelado ha virgen de los Reyes webcitado las dictaduras de Hitler o Stalin: “Parecía imposible que, a largo plazo, la fe pudiera sobrevivir ante ese dragón tan fuerte, que quería devorar a la mujer inerme y a su hijo recién nacido, a Cristo y a la Iglesia. Pero en realidad, también en este caso, al final el amor fue más fuerte que el odio y que la muerte”.

En esta línea, ha advertido que el dragón sigue existiendo en formas nuevas: “Subsiste en las ideologías materialistas burguesas, que nos dicen que la fe en Dios no tiene base racional ni utilidad práctica, pues es algo infundado, pernicioso e inconciliable con la ciencia. Nos dicen también que la creencia en Dios y en Jesucristo es enemiga de la felicidad humana, que la Iglesia es un vestigio del pasado, una fase superada de la historia de la humanidad, estando inevitablemente condenada a extinguirse. Nos dicen además que las propuestas de la Iglesia son rancias, trasnochadas e incompatibles con la modernidad y que el cristianismo y la Iglesia son una rémora para el progreso y un obstáculo para la democracia”. Por eso, hoy también le dragón puede parecer invencible.

No obstante, lejos de derrotismo, mons. Asenjo ha recordado que “el amor es más fuerte que el egoísmo”, fijándose especialmente en la figura de la Virgen María, representada en la mujer frente al dragón: “Ella es la Nueva Eva. Así como por la primera Eva nos vino el pecado y la ruina, por María nos ha venido la salvación y la gracia. Ella, vence al dragón, que tiene bajo sus pies”.

Virgen de los Reyes: medianera, socorro y auxilio de los cristianos

El prelado hispalense ha puesto como ejemplo a la Madre de Dios. “Ella nos invita en esta mañana a vencer al dragón del egoísmo, de la impureza y de la insolidaridad, de la búsqueda enloquecida del placer –ha dicho-. Ella nos invita a remar contra corriente y a vivir como ella los grandes ideales: la limpieza de corazón, el amor a la verdad, la justicia, la humildad, el amor y la fidelidad al Señor”.

Mons. Asenjo ha insistido en que Ntra. Sra. de los Reyes, patrona de la ciudad y de la Archidiócesis de Sevilla, está “ligada indisolublemente” a la historia cristiana hispalense desde que san Luis, rey de Francia, le regalara la imagen a san Fernando, para que le protegiera en la reconquista de la ciudad. Para terminar su disertación, el Arzobispo ha pedido a la patrona, entre otras intenciones, por la Iglesia, las vocaciones religiosas en la Archidiócesis y por Venezuela, “para que encuentre caminos de libertad, de justicia y de paz”, así como para que “nos ayude a vencer en la batalla contra el dragón del pecado, de la tibieza, de la mentira, de la rutina, el desánimo y el cansancio”.

Homilía del Sr. Arzobispo Solemnidad de la Asunción, Fiesta de Ntra. Sra. de los Reyes 301.04 KB

Powered by WPeMatico

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y así poder recibir las noticias de la Iglesia en Sevilla por email.

powered by MailChimp!
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado