En las múltiples comunicaciones del Señor con la Madre Trinidad, nos asombra leer afirmaciones como ésta:

“Dios me mete en su pensamiento, y así habla a mi alma; el entendimiento divino se infunde en mi entendimiento pequeñito y yo sé lo que Dios es, lo que dice o lo que quiere… Dios me habla de entendimiento a entendimiento” (10-07-1976).

Fruto de ello es su clarividencia y profundidad en los grandes misterios: Familia Divina, Cristo, María y la Iglesia…

Pero nos asombra también ver las maneras, a veces tan sencillas, con las que el Señor se constituyó desde el principio en su único Maestro.

En la poesía “Mi Modelo” recibirá una lección para ella y para su Obra de la Iglesia de cómo hay que mirar e imitar a María. Dios en sus múltiples comunicaciones “juega” con ella y la hará capaz de ser maestra en lo divino y lo humano.

Cuando el que estas líneas escribe la conoció en el año 1959 decía a sus compañeros: “he conocido a una persona que me ha puesto delante un horizonte inmensamente más divino y también profundamente más humano”.

 

16-1-1973

«Mi Modelo»

 

¡Un modelo incomparable…!
yo lo vi;
y en destellos de pureza
contemplé,
con un porte tan sencillo,
que robó
mi mirada subyugada
en su pudor.

 

Era Ella, la Señora,
en sencillez, que,
cual Niña delicada,
me mostró
el modelo que, en su porte,
descubrí.

 

Era Virgen y era Niña enamorada,
que mostraba, en su pureza
rebosante de esplendor,
el rubor de una doncella
cautivada
por la brisa cariñosa
del Amor.

 

Era Ella, fue María,
sin dudar,
que me dijo, en el modelo de su porte, sencillez.

 

Desde entonces fui buscando
el imitar,
a lo largo de mis días,
su candor,
que robó, cuando era niña,
mi atención,
al saber que era el modelo
que debía imitar yo.

 

Era Niña, era Virgen,
más blanca que una azucena,
más sencilla que una flor.
Y ése era mi modelo,
no lo dudo;

 

el Señor me lo mostró,
cuando los años primeros
de mi don.

Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia
 
 
 

The post Mi Modelo appeared first on La Obra de la Iglesia. Blog.

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y así poder recibir las entradas del blog de La Obra de la Iglesia por email.

powered by MailChimp!
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado