« Cuando se hizo el encuentro de Jesús y María en la Encarnación, la Señora, al sentirse Madre de Dios, anonadada bajo el peso del Amor Infinito que tan maravillosamente obraba y moraba en Ella, sólo pudo exclamar en adoración: ¡Dios mío…! ¡Hijo mío…! (19-11-62) ».

Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia


— Delivered by Feed43 service

Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado