La Catedral de Sevilla acogerá el 3 de junio la vigilia diocesana de Pentecostés, una cita destacada de la agenda del laicado asociado sevillano, que en esta ocasión tendrá un tono eminentemente mariano coincidiendo con el centenario de las apariciones de la Virgen en Fátima.

El Año Jubilar de Fátima se está haciendo presente en numerosas iniciativas eclesiales que sobrepasan las fronteras del santuario portugués al que ha peregrinado el papa Francisco los días 12 y 13 de mayo. Sevilla no es una excepción, y estos días estamos asistiendo a diversas procesiones, encuentros de oración y conferencias que tienen como eje la devoción que se irradia a todo el mundo desde Cova da Iría. Y la vigilia diocesana de Pentecostés de este año no es una excepción.

A las ocho de la tarde del sábado 3 de junio se abrirá la Puerta de San Miguel de la Catedral de Sevilla para comenzar la procesión con la Virgen de Fátima de la Parroquia del Sagrario. Las campanas de la Giralda anunciarán el comienzo de la procesión con esta imagen mariana en el paso de la Pura y Limpia. El cortejo rodeará el templo metropolitano por la avenida de la Constitución y la calle Alemanes, para volver a entrar por la Puerta de Palos, y todo está preparado para que la procesión sea un ejercicio devocional “al estilo de Fátima”: la Coral de la Catedral pondrá música al rezo del Rosario y los fieles portarán velas. En esta ocasión, y al tratarse de una devoción tan especial, se ha extendido la invitación de forma especial a los colegios religiosos y aquellas feligresías de la Archidiócesis –en Los Molares, Fuentes de Andalucía, Los Rosales, etc…- en las que se manifiesta de forma especial esta devoción a Fátima.

Una vez en la Catedral, el paso con la Virgen de Fátima se colocará en el Altar del Jubileo y dará comienzo la vigilia. Será presidida por monseñor Juan José Asenjo y seguirá el mismo esquema que la de ediciones anteriores, incluyendo la consagración de la Archidiócesis al Inmaculado Corazón de María. Como suele ser habitual, habrá sacerdotes disponibles en diversos puntos del templo catedralicio para aquellas personas que deseen acercarse al sacramento de la reconciliación.

Triduo preparatorio en el Sagrario

“Descubramos de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor”, nos decía el Papa desde el santuario de Fátima en la homilía del pasado 13 de mayo. Es la misma Iglesia que se dispone en Sevilla a celebrar la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles, junto a María. Y como preparación a la cita de Pentecostés, habrá previamente un triduo con la imagen de Nuestra Señora de Fátima en la Parroquia del Sagrario. Será del 31 de mayo al 2 de junio, comenzando a las ocho de la tarde y presidido cada jornada por el vicario episcopal para la Vida Consagrada, Carlos Coloma; el vicario general, Teodoro León; y, el último día, por el Obispo auxiliar, mons. Santiago Gómez Sierra.

En su carta con este motivo, el Arzobispo de Sevilla recuerda que Pentecostés es la fiesta del Apostolado Seglar: “todos nosotros, cualesquiera que sean nuestros acentos y carismas, estamos llamados a dar testimonio de nuestra fe”.

Enrique Belloso, delegado diocesano de Apostolado Seglar, subraya que el sentido último de esta vigilia diocesana, de indudable tono mariano, es “renovar las promesas que hicimos el día de nuestra confirmación, renovando también nuestra devoción filial a la Santísima Virgen María”.

Powered by WPeMatico

 

Introduce tu correo electrónico para suscribirte y así poder recibir las noticias de la Iglesia en Sevilla por email.

powered by MailChimp!
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado