Eres tan dichoso…, tanto…, tanto…, ¡tanto!, que harás consistir nuestro gozo esencialísimo en gozarnos en que Tú seas tan feliz; ya que rebasas, ante la contemplación de tu eterno júbilo, las capacidades de todas las criaturas racionales, de tal forma, que tendrán su gozo esencial en verte a Ti tan contento; porque allí estarán en […]

Read More →

¡Bienaventurada yo, con la carga de mis pecados, por tal Redentor! Pero más le apetece al amor que te tengo, mi Jesús del Calvario y de la Eucaristía, que criatura alguna nunca se hubiera rebelado contra tu Santidad infinita, y que te ha forzado, para la manifestación de tu infinito poder y el esplendor de […]

Read More →

En este mes de mayo, mes dedicado a la Virgen María, tenemos el inmenso gozo de compartiros algunos escritos de la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia, que nos ayudarán a profundizar y descubrir la grandeza de María.
Su lectura será de gran enriquecimiento espiritual y sin duda de gran alegría al conocer más profundamente a nuestra Madre Celestial, que tanto amamos.

Read More →

«¡Oh Eternidad infinitamente santa, en la cual el alma pequeñina y sedienta de justicia y verdad se saciará cara a cara con las divinas Pupilas, en la contemplación de tu divina Faz…! ¡Oh Eternidad, Eternidad…!, eres la apetencia saboreable de mi alma desterrada, la necesidad urgente de todo mi ser desencajado en este lugar de […]

Read More →

Charla de la Madre Trinidad de la Santa Madre Iglesia, del día 6 de diciembre de 1965, titulada: “Resucitemos con Cristo a una vida nueva” La entrada «Resucitemos con Cristo a una vida nueva» se publicó primero en La Obra de la Iglesia.

Read More →

Una misión inolvidable que quedará grabada en nuestros corazones para siempre y que esperemos que haya sido el comienzo de algo grande, de futuras misiones a esta tierra mexicana, tan bendecida por Nuestra Santísima Madre, la Virgen de Guadalupe. ¡Gracias, Madre! La entrada Primer viaje apostólico de La Obra de la Iglesia a México. se […]

Read More →

¡Qué riqueza encierra en sí Jesús…! Parece que la mente se rompe ante la perfección de su naturaleza creada, que fue capaz de vivir, en una intensidad tan trascendente y en un mismo instante, todo el gozo que le proporcionaba la comunicación familiar que vivía con las divinas Personas, y por otra parte, el dolor del desamor de los hombres, que Él representaba ante Dios.

Read More →
Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado