Cada vez es más frecuente que niños no bautizados al nacer, pidan el bautismo a la edad en que sus compañeros empiezan la catequesis. Estos niños son acogidos con los brazos abiertos por la Madre Iglesia, cuyos responsables procuran darles todas las facilidades para que este deseo madure en un verdadero encuentro con el Señor y comiencen cuanto antes el camino que les conducirá a ser plenamente discípulos de Jesús: la Iniciación Cristiana. Es deseable que los padres secunden este deseo de sus hijos que sin duda está movido por el mismo Dios para entrar en la vida familiar con un soplo de aire nuevo.

Descargar ficha de inscripción a la Iniciación Cristiana

Deberá entregarla cumplimentada en el despacho parroquial

Los niños en edad escolar que no fueron bautizados al nacer y que pidan el Bautismo, se integrarán en el itinerario de los ya bautizados en el proceso de la iniciación cristiana, con alguna particularidad.

Para facilitar la inserción del niño en la comunidad parroquial, teniendo en cuenta sus circunstancias y las de la familia, es conveniente mantener un diálogo con el sacerdote solicitándolo en el Despacho parroquial.

La misión del padrino o la madrina es muy importante: consiste en ser guía y colaborar en el crecimiento espiritual del bautizando. Por ello, es esencial que sea una persona de fe, que cumpla con los requisitos especificados más adelante. Es posible tener un solo padrino, una sola madrina, o un padrino y una madrina. En caso de no encontrar una persona idónea entre los familiares y amigos de la familia, se puede solicitar a la parroquia que uno de sus miembros desempeñe esta función.

Requisitos para ser padrino:
Según el Código de Derecho Canónico y el Directorio para la Iniciación Cristiana de la Archidiócesis de Sevilla exigen:

  • Haber cumplido al menos 16 años.
  • Haber recibido el sacramento de la confirmación (debe constar como nota marginal en la partida de bautismo)
  • Asistir a las catequesis de preparación al bautismo.
  • Llevar una vida congruente con su fe, lo que comporta, entre otros:
    • No haber renunciado formal o notoriamente a la fe católica.
    • En su caso, haber recibido el sacramento del matrimonio.
    • Llevar una vida honrada.
  • No ser el padre o la madre del bautizando.

Recibirán el Bautismo en las proximidades de la recepción de los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía, al final del tercer año de catequesis.

Ver la liturgia de la celebración

+ Admisión

Cada vez es más frecuente que niños no bautizados al nacer, pidan el bautismo a la edad en que sus compañeros empiezan la catequesis. Estos niños son acogidos con los brazos abiertos por la Madre Iglesia, cuyos responsables procuran darles todas las facilidades para que este deseo madure en un verdadero encuentro con el Señor y comiencen cuanto antes el camino que les conducirá a ser plenamente discípulos de Jesús: la Iniciación Cristiana. Es deseable que los padres secunden este deseo de sus hijos que sin duda está movido por el mismo Dios para entrar en la vida familiar con un soplo de aire nuevo.

Descargar ficha de inscripción a la Iniciación Cristiana

Deberá entregarla cumplimentada en el despacho parroquial

+ Catequesis

Los niños en edad escolar que no fueron bautizados al nacer y que pidan el Bautismo, se integrarán en el itinerario de los ya bautizados en el proceso de la iniciación cristiana, con alguna particularidad.

Para facilitar la inserción del niño en la comunidad parroquial, teniendo en cuenta sus circunstancias y las de la familia, es conveniente mantener un diálogo con el sacerdote solicitándolo en el Despacho parroquial.

+ Padrinos

La misión del padrino o la madrina es muy importante: consiste en ser guía y colaborar en el crecimiento espiritual del bautizando. Por ello, es esencial que sea una persona de fe, que cumpla con los requisitos especificados más adelante. Es posible tener un solo padrino, una sola madrina, o un padrino y una madrina. En caso de no encontrar una persona idónea entre los familiares y amigos de la familia, se puede solicitar a la parroquia que uno de sus miembros desempeñe esta función.

Requisitos para ser padrino:
Según el Código de Derecho Canónico y el Directorio para la Iniciación Cristiana de la Archidiócesis de Sevilla exigen:

  • Haber cumplido al menos 16 años.
  • Haber recibido el sacramento de la confirmación (debe constar como nota marginal en la partida de bautismo)
  • Asistir a las catequesis de preparación al bautismo.
  • Llevar una vida congruente con su fe, lo que comporta, entre otros:
    • No haber renunciado formal o notoriamente a la fe católica.
    • En su caso, haber recibido el sacramento del matrimonio.
    • Llevar una vida honrada.
  • No ser el padre o la madre del bautizando.
+ Celebración

Recibirán el Bautismo en las proximidades de la recepción de los sacramentos de la Penitencia y de la Eucaristía, al final del tercer año de catequesis.

Ver la liturgia de la celebración

Abrir documento PDF

Ir al sitio web

Necesitarás Adobe Reader para leer documentos pdf en este sitio. Descárgalo aquí si no lo tienes instalado